LA Angels

Ohtani hizo de todo y fue un deleite

Shohei Ohtani - Ohtani hizo de todo y fue un deleite

Nada más en el primer inning, Shohei Ohtani hizo un lanzamiento que rozó las 101 mph y conectó un jonrón que salió despedido de su bate a 115 mph.

La versátil estrella de los Angelinos de Los Ángeles protagonizó un histórico recital desde el montículo y el plato.

Y luego que el japonés había terminado su tarea, Jared Walsh rindió su propio espectáculo para darle la victoria a los Angelinos.

Ohtani conectó un jonrón que viajó 451 pies y lanzó pelota de dos hits hasta el quinto inning, mientras que Walsh jonroneó para sentenciar el juego en el triunfo 7-4 el domingo de los Angelinos sobre los Medias Blancas de Chicago.

«Contento por haber tenido esta experiencia, es una que me va a dar mucha más confianza», dijo Ohtani.

Ohtani logró otro hito en su carrera cuando subió a la lomita y ocupó el segundo puesto en el orden de bateo de los Angelinos. Fue el tercer pitcher en 45 temporadas en apoyar su propia labor en un juego con el bateador designado disponible, y el primero en batear segundo desde que lo hiciera Jack Dunleavy para los Cardenales en 1903.


Tampoco admitió ninguna carrera en los cuatro primeros innings, aunque sus problemas de control permitieron una serie de tres carreras de Chicago en el quinto. Ohtani se marchó tras un pasbol y un error de lanzamiento del catcher Max Stassi, que dio lugar a un peligroso choque en el plato entre Ohtani y José Abreu, el último MVP de la Liga Americana. Los Angelinos dijeron que el astro no se había lastimado.

Ambos equipos quedaron asombrados por sus habilidades.

«Es todo lo que nos habíamos imaginado. ¿Sí?», comentó el manager de los Angelinos Joe Maddon. «Ese ese el pelotero completo. Sólo necesitaba la oportunidad de hacer… Lo que hizo anoche fue muy especial y podrán ver mucho más».

En su sensacional primer inning, Ohtani se encargó de lanzar el pitcheo más fuerte de un abridor esta temporada y luego conectó el hit más fuerte de un bateador esta temporada.

Leury García de los Medias Blancas lo resumió de manera siempre: «Es sucio».

Ohtani terminó con siete ponches y cinco boletos, en un nuevo ejemplo de su combinación de extraordinaria velocidad y control irregular.

Walsh pegó dos jonrones, uno de ellos un batazo de tres carreras ante Matt Foster para sentenciar la tercera victoria de los Angelinos en cuatro juegos para abrir la temporada.

Subir