Beisbol

Urías primer lanzador mexicano en actuar en dos Series Mundiales

Julio Urías al salir la noche de este sábado en el cuarto juego de la Serie Mundial hizo historia en el beisbol mexicano al convertirse en el primer lanzador en actuar en dos Clásicos de Otoño diferentes.

Bueno, de hecho es el primer jugador mexicano en hacer acto de presencia en la Serie Mundial en dos ocasiones distintas.

La historia de mexicanos en estas instancias comenzó el 23 de octubre de 1981, con el joven Fernando Valenzuela, de Etchohuaquila, Sonora, abrió el Juego 3 de la Serie Mundial para los Dodgers ante los Yankees. El Toro estaba obligado a ganar porque los angelinos habían perdido los dos primeros encuentros, y el joven de sólo 20 años de edad cumplió de forma magistral, cubriendo la ruta completa y dándole la victoria a su equipo por 5-4 a pesar de regalar 7 bases y permitir 4 carreras limpias.

Valenzuela evitó que Yankees tomara ventaja de 3-0 en la serie, dio vida a los angelinos y los puso en camino al título, pues el del sonorense fue el primero de cuatro triunfos consecutivos que lograron los angelinos en aquel Clásico.

Tres décadas después, hasta 2011, otro zurdo, éste llamado Jaime García, de 25 años de edad y nacido en Reynosa, Tamaulipas, se unió a Valenzuela al abrir para los Cardinals el Juego 2 ante los Rangers. Su labor fue excelente, pues en 7 innings de labor únicamente permitió tres imparables y repartió 7 ponches, a cambio de un pasaporte y ninguna carrera; sin embargo, sus compañeros no pudieron mantener la ventaja mínima que dejó y al final San Luis terminó perdiendo el juego por un cerrado 2-1.

Lo importante en este caso es que Jaime se fue sin decisión. Y luego, aunque siete días después Jaime hizo historia al convertirse en el primer serpentinero nacido en México en tener dos aperturas en Serie Mundial, el tamaulipeco tampoco pudo ganar, pues en el Juego 6, el cual fue uno de los mejores (si no es que el mejor) en la historia de los Clásicos de Otoño, García volvió a irse sin decisión… y en esa ocasión se puede decir que afortunadamente, porque su labor no fue buena: 2 carreras en 3 entradas, las cuales no evitaron que los Pájaros Rojos terminaran ganando 10-9 en 11 innings gracias a la mágica noche de David Freese.

El tiempo de espera se redujo en comparación a la primera vez, y en 2019 se presentó la tercera ocasión en que un nacido en nuestro país abrió un encuentro titular cuando el mazatleco José Luis Urquidy sorprendió al mundo primero al recibir la oportunidad y luego al darles a los Astros la victoria por 8-1 sobre los Nacionales para así empatar la serie a dos victorias por bando.

La de Urquidy, un pelotero sin renombre, fue una de las más gratas sorpresas en el mundo del béisbol, y con su labor de cinco innings permitiendo sólo dos imparables, se convirtió en el segundo abridor mexicano en ganar un juego de Serie Mundial. Urquidy, sin embargo, fue el tercer mexicano en ganar un juego de Clásico de Otoño, pues en 1984 Aurelio López se apuntó el triunfo con el que los Detroit Tigers se coronaron ante los San Diego Padres, sólo que El Buitre de Tecamachalco lo consiguió como relevista, no como abridor, y por esa razón no es parte de este conteo.

To Top