Estados Unidos

6-5. Berríos domina a Vigilantes que tuvieron a Beltré con golpe en la cabeza

wp image 5052 scaled - 6-5. Berríos domina a Vigilantes que tuvieron a Beltré con golpe en la cabeza

Minneapolis (EE.UU), 6 ago (EFE).- El abridor puertorriqueño José Berríos lanzó cinco episodios y se apuntó el triunfo de los Mellizos de Minnesota, que vencieron 6-5 a los Vigilantes de Texas, para quienes el bateador designado dominicano Adrián Beltré sufrió un golpe en la cabeza.

Berríos (10-5) lanzó cinco episodios, aceptó seis imparables, dos jonrones y cinco carreras en camino a la victoria.

El boricua enfrentó a 23 bateadores con 92 lanzamientos, 57 fueron perfectos y dejó en 3,86 su promedio de efectividad.

Su compatriota el guardabosques Eddie Rosario (12) mandó la pelota a la calle en el tercer episodio, sin corredores en el camino ni outs en la entrada, al cazar la serpentina del abridor Nick Martínez.

Por los Vigilantes, Beltré (10) mandó la pelota a la calle en el primer episodio al superar el trabajo de Berríos, llevando a dos corredores por delante, con un out en la entrada.

Para Beltré su jonrón número 455 de por vida y se mantiene en el lugar 38 de la lista de todos los tiempos, a sólo cuatro de empatar al venezolano Miguel Cabrera (459), que es el número 37 en la lista histórica.

Beltré, que se convirtió en el jugador número 31 en la historia del béisbol y en el tercer latinoamericano en llegar a los 3.000 hits la semana pasada, pegó 1 de 4 y llegó a 3.005 incogibles en su carrera.

Beltré, que el pasado domingo se integró al Club de los 3.000 incogibles de por vida, esta vez llegó a los 3.005, y sigue acercándose a la siguiente marca que puede empatar, la de Al Kaline, que se encuentra en el lugar 29 de la lista de todos los tiempos, con 3.007 incogibles.

Pero tuvo un momento de peligro durante la tercera entrada, cuando estaba inclinado sobre la valla del dugout y fue golpeado en la parte posterior de la cabeza por una pelota de foul del bate de su compañero de equipo Mike Napoli.

Beltré pasó las pruebas en el protocolo de conmociones, volvió a salir al campo de juego y no se perdió ni un turno al bate.

La derrota la cargó el relevo Austin Bibens-Dirkx (3-2) al trabajar un episodio, aceptando imparable y carrera.

Subir